¿El Gobierno de Sánchez tendrá una vicepresidencia Económica?

El PSOE sigue perfilando los nombramientos de su nuevo Ejecutivo mientras el PP plantea enmiendas sociales a los Presupuestos en el Senado y prepara la sucesión de Rajoy

El líder socialista, Pedro Sánchez, está ya llamando a filas a los elegidos para formar parte de su nuevo Gobierno. Días, tardes y noches de llamadas de teléfono, de intrigas. Siguen los movimientos orgánicos en el seno del aparato del PSOE para dar a conocer la estructura de los Ministerios, los protagonistas que lo van a presidir y sus cargos de confianza. Ya se sabe que el núcleo duro lo van a conformar Carmen Calvo, como vicepresidenta y ministra de Igualdad; Josep Borrel, en Exteriores. José Luis Ábalos, por su parte, se perfila como ministro de Fomento; Teresa Ribera ya ha aceptado ser la responsable de Medio Ambiente y la encargada de coordinar al PSC en el Congreso, Meritxell Batet, probablemente dirigirá el departamento de administraciones públicas y política autonómica. Pero, ¿qué pasará ahora?

Una de las grandes incógnitas es saber si Pedro Sánchez va a decantarse o no por una vicepresidencia Económica, como Aznar ha defendido en el PP en contraposición a Rajoy, o si optará finalmente por un ministerio de Economía al que querrán atraer para sí todos los departamentos gubernamentales de la Administración pública para poder hacer política. El nombre que más suena como referente económico en el organigrama del Gobierno de Sánchez es Manuel Escudero. Tradicionalmente, los sucesivos Ejecutivos del PSOE se han inclinado por fusionar Economía y Hacienda, así que está por ver cómo van encajando las piezas del puzzle.

Las enmiendas sociales del PP

Así las cosas, el PP, por su parte, plantea descolocar al PSOE introduciendo enmiendas sociales a los Presupuestos en el Senado, como informa hoy ABC. Los populares no quieren cambiar el grueso de las cuentas ya pactadas con el PNV, pero sí poner piedras en el camino de los nacionalistas para que los 540 millones de euros cedidos a Euskadi se deriven en gasto social para otras comunidades.

El PP, con mayoría absoluta en el Senado, va a aprobar estos cambios y los Presupuestos viajarán de nuevo al Congreso, donde el PSOE, con sus 85 diputados, tendrá que retratarse, maniobrar y hacer política junto a los grupos políticos que tiene como socios parlamentarios para responder a esta jugada del PP. ¿Rechazarán políticas sociales en detrimento del PNV, centrocampista del acuerdo que ha permitido gobernar a Pedro Sánchez?

La sucesión de Rajoy

El Partido Popular, aún noqueado por la moción de censura que los ha desalojado del Gobierno, tiene que afrontar ahora la sucesión de Rajoy en un contexto especialmente crítico en el seno de la organización donde se dirime sobre el relevo generacional o la apuesta de la revalidación de la vieja guardia.

¿Congreso o primarias? Colocar un sucesor de Rajoy a dedo, como ya hizo Aznar, no sería muy bien aceptado por la sociedad, y menos aún por los votantes y militantes tras la sentencia de la Gürtel y la enorme pérdida de credibilidad del partido.

Estamos, por tanto, ante dos caminos: un congreso, donde delegados del aparato orgánico votarían a un sucesor; o primarias, una apuesta más abierta y democrática donde juega un papel esencial la militancia.

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *