La comunicación corporativa es digital

Emma Cid ha trabajado con anterioridad como consultora de comunicación del Parlamento de Galicia y Jefa de Gabinete de la Xunta

La sede del Círculo de Empresarios de Galicia acogió ayer en su ciclo de ponencias Afterwork la conferencia Retos de la comunicación corporativa en la era digital, que corrió a cargo de Emma Cid, vicepresidenta y directora corporativa de la agencia de comunicación y relaciones públicas Torres y Carrera. Durante el desarrollo del acto, que contó con la presencia de socios de la entidad, periodistas y profesionales de la comunicación en términos generales, se abrió un interesante debate sobre la política de comunicación de los medios, el nuevo modo de comportamiento de las audiencias y los retos que deben asumir las empresas con la imparable y apabullante transformación digital.

Antes se mandaban a los medios notas de prensa embargadas y ahora nos comunicamos con los periodistas por WhatssApp

El actual contexto presenta un escenario de luces y sombras donde conviven lo viejo y lo nuevo. Internet y las redes sociales han transformado por completo la sociedad. Los programas de estudio de las universidades de periodismo, publicidad y audiovisual de hace quince años convergen ahora en uno, de modo que el actual profesional de la comunicación se ha convertido en un todoterreno que debe saber moverse como pez en el agua en cualquier disciplina donde entren en juego la emisión y recepción de mensajes.

Los medios de comunicación ya no marcan la actualidad. Las marcas generan contenido, las audiencias son mucho más participativas

El nuevo paradigma de la comunicación

Emma Cid no dio puntadas sin hilo a la hora de poner de manifiesto todas estas cuestiones. Por eso en la empresa que representa, Torres y Carrera, siempre plantean a los clientes estrategias offline/online de 360º. Las empresas, puntualizó, deben asumir ese cambio de modelo. Hasta las relaciones con los medios han cambiado. “Antes se mandaban a los medios notas de prensa embargadas”, toma ya, “y ahora nos comunicamos con los periodistas por WhatssApp”. Vivimos en un mundo digital, “la gente no lee”, escanea, la criba en la selección de una determinada información pasa por los dedos de la pantalla táctil de un smartphone.

Todo este panorama viene precedido por dos consideraciones previas muy duras, tal y como avanzó Emma Cid a modo introductorio: “el 92% de las marcas a nivel mundial podrían desaparecer y a nadie le importaría”. Y otra más: “el 90% del consumidor español es infiel”. Existe, por tanto, un enorme descrédito, nadie se cree nada, y lo que manda ahora, comentó Cid, es “la economía colaborativa”: tienen más peso las opiniones de los usuarios que lo que dicen las marcas. De ahí el papel destacado que juegan los influencers en las estrategias corporativas.

El valor de la comunicación

La clave está en los contenidos. Los contenidos tienen que aportar valor. Las nuevas audiencias buscan informaciones útiles, por eso la experta en comunicación aboga por establecer un equilibrio entre la difusión de mensajes corporativos y lo que interesa verdaderamente al público. Podemos contar qué hacemos como empresa, qué hacen los directivos, pero hay que conectar con el público aportando valor. Contenidos que educen, que inspiren, que ayuden. 

Emma Cid acabó con un alegato a favor de la comunicación que debería tallarse en piedra esculpida: en comunicación lo importante siempre es “el qué“. De un tiempo a esta parte se ve a la comunicación como a la “hermana pobre”.

El marketing se come a bocados los presupuestos. Y en cierta manera es verdad. Muchos periodistas estamos centrados ahora en “el quién” o en el “cómo”. Al marketing le interesa el target, hacia donde va la información que fabricamos; a la publicidad cómo vamos a armar el discurso. Pero conviene centrar todos los esfuerzos en qué vamos a contar. La comunicación como fin supremo. 

Los retos de la comunicación corporativa son muchos y todos son apasionantes.

Y para aprender no hay nada como saber escuchar. 

 

 

 

 

 

 

 

 

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *